La pérdida de población de Resoba, un pequeño pueblo de la montaña palentina

Elaborado por “2º_eso_5”
Alumno/a de Ciencias Sociales de 2º ESO del IES “Trinidad Arroyo” de Palencia
, curso 2010-2011.


El pueblo de mi padre, Resoba (en la montaña palentina, a 7 Kilómetros de Cervera de Pisuerga), es un claro ejemplo del éxodo rural que ha habido en España, ya que fue perdiendo población hasta tener menos de 50 habitantes, cuando antes tenía unos 130 habitantes.

Los jóvenes emigraron hacia las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza… Y como el pueblo tenía cada vez menos habitantes y menos niños, en el año 1967 cerraron la escuela. Así, los niños que había en el pueblo tuvieron que ir a estudiar a otros pueblos de la provincia como Saldaña, Cervera de Pisuerga o a la ciudad Palencia. Pero como pocas personas eran los que se podían permitir tener coche y los demás no podían llevar a sus hijos por las mañanas y recogerles por las tardes del colegio todos los días, casi todos los niños tuvieron que quedarse a dormir en los colegios, así que fueron a internados.

De ese modo solo iban a casa (aproximadamente) tres meses en todo el año (una semana en semana santa, otra semana en navidad y dos meses y medio en verano). Así, esos niños pasaron de estar todos los días con sus padres a verles muy poco y tuvieron que aprender a ser independientes desde muy pequeños. Mi padre, por ejemplo, tuvo que ir interno al colegio de Saldaña con solo 6 años y allí tuvo que llevar un día a día normal sin sus padres, no como ahora que los niños van al colegio, andando o en coche o autobús, y vuelven a su casa todos los días y están con sus padres.

Así fue como el pueblo fue perdiendo habitantes, que se fueron del pueblo a vivir a otras ciudades por varios motivos: uno de ellos era que la ciudad atraía a muchos jóvenes que querían vivir en lugares más grandes y con más recursos e industrias, ya que en el pueblo solo se dedicaba la gente a la agricultura y a la ganadería, y en esa época no había la maquinaria que hay ahora; por ello, el trabajo era mucho más difícil y laborioso y había que trabajar bien la tierra y prepararla día a día, y respecto a la ganadería había que cuidar y alimentar a las vacas y demás animales, curarles si se ponían enfermos y obtener de ellos los recursos que necesitaban para sobrevivir y alimentarse, como por ejemplo la leche, los huevos, la carne…. El pueblo se fue quedando pequeño porque sin más servicios que un bar, que hacía las veces de tienda con algunas chucherías, y sin escuela, el pueblo parecía más pequeño y solitario, y mucha gente prefería ir a vivir a lugares con más comercios e industrias y más avances y comodidades.

Además, cuándo nevaba en invierno se quedaban incomunicados cierto tiempo ya que no había máquinas quitanieves, y no podían ir a otros pueblos a comprar, por eso congelaban pan y se alimentaban de las verduras y hortalizas que daban los huertos [¿?] y de la carne, la leche y los huevos de las vacas, gallinas, ovejas…que tenían.

Y así, es como el pueblo perdió mucha población y pasó de tener 130 habitantes, niños, adultos y ancianos viviendo y trabajando allí, a que solo estuvieran habitadas cuatro casas en total durante todo el año, ya que todas las demás solamente se habitan algunos periodos de Semana Santa, o en Navidades y/o alguna semana o mes en julio y agosto; en esas temporadas en pueblo suele estar lleno de gente que viene de las ciudades y que procede del pueblo pero que vive fuera. Y así el pueblo ha experimentado el éxodo rural que hubo en nuestro país y ha perdido bastante población, aproximadamente unos 80 habitantes.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota