Las tres migraciones de mis abuelos

Elaborado por “2º_eso_2”
Alumno/a de Ciencias Sociales de 2º ESO del IES “Trinidad Arroyo” de Palencia
, curso 2010-2011.


PROCEDENCIA

Mis abuelos proceden de la provincia de Palencia. Mi abuela procede de un pequeño pueblo  situado en el páramo de Villota, San Andrés de la Regla. Mi abuelo, de otro pueblo, próximo al anterior, pero perteneciente a la vega de Saldaña, Barrios de la Vega [los dos en la provincia de Palencia].

1ª MIGRACIÓN: TÉRMICA DE VELILLA DEL RÍO CARRIÓN

En los años 60 en los pueblos empezaba a escasear el trabajo en el campo y los padres no podían mantener a los hijos.
Mi abuelo comenzó a trabajar muy pronto, a edad muy temprana, en faenas del campo y de ganado, así que, cuando fue mayor comenzó a buscarse la vida, encontrando trabajo fuera de su pueblo en un empresa constructora llamada ENTRECANALES Y TAVORA S.A., dicha empresa estaba construyendo la Térmica de Velilla del Río Carrión, por lo que mi abuelo comenzó en este pueblo en 1961 y estuvo allí durante 2 años, hasta 1963.
Mientras tanto, mi abuela se dedicaba a trabajar en el campo para las familias de otros pueblos que tenían muchas tierras y después como sirvienta en casas de personas adineradas (como se decía en la época), sobre todo en Madrid y en Palencia capital.

2ª MIGRACIÓN: BARACALDO

Una vez que su trabajo concluyó en la Térmica de Velilla de Río Carrión, la empresa, anteriormente mencionada, le trasladó en 1963 a Baracaldo, ya que allí se estaban construyendo los Altos Hornos Asensio; aquí estuvo otros 3 años hasta 1966. Entre medias de estos años mis abuelos, que eran novios, se casaron, y mi abuela se fue con él a comenzar su vida en común y durante su estancia en Baracaldo tuvieron su primer hijo. Cuando terminó su trabajo en este pueblo, estuvieron medio año en Sestao, también en la construcción de los Altos Hornos.

3º MIGRACIÓN: VUELTA A LA PROVINCIA DE PALENCIA

Terminado el trabajo en los Altos Hornos, a mi abuelo le mandaban a trabajar a  Tarragona, y no quiso ir porque él comenzaba a ver su futuro de un lugar para otro, sin tener un lugar fijo donde vivir con su familia, así que dejó la empresa y regresó a la provincia de Palencia, más concretamente a la capital.
En Palencia la vida estaba muy difícil y le iba a costar salir adelante, por lo que comenzó a trabajar en un taller, estuvo 2 años y, como le iba mal, se metió en la construcción durante dos años; después estuvo trabajando durante 14 años en el matadero de Palencia MAFRIPASA. Este matadero, con el paso de los años, cerró y todos sus trabajadores, incluido mi abuelo, fueron despedidos, por lo que sus años de trabajo, hasta su jubilación, los acabó en la construcción.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota