Medinilla: un pequeño pueblo de Ávila

Elaborado por “2º_eso_1”
Alumno/a de Ciencias Sociales de 2º ESO del IES “Trinidad Arroyo” de Palencia
, curso 2010-2011.


En la actualidad, este pequeño pueblo  [del Alto Tormes] se ocupa en verano por ver la Ermita del pueblo y por ver la que fue una muy antigua plaza de toros, ya que actualmente no está en uso.
En las vacaciones y en las fiestas es cuando recibe turistas que no tienen casa allí y se van a una casa rural donde pueden instalarse. En las fiestas del pueblo es cuando recibe el mayor número de turistas. La fiesta consiste en una romería que va desde la iglesia del pueblo hasta la ermita de la Virgen de Fuente Santa, que está a unos 2 kilómetros en un cerro. El camino se realiza andando o en burro o caballo. Los lugareños van cantando canciones y rezando a la virgen. Cuando se llega a la ermita se celebra una misa, y al acabar se sale con la Virgen, se realiza un paseo por la plaza, que anteriormente, cuentan los mayores del lugar, fue una plaza de toros, la mas antigua de España.
Al término de este paseo se realiza una subasta de las andas de la virgen, la gente puja por las piernas, las personas que pujan más son las encargadas de introducir la virgen en la ermita. El dinero que sacan es para mejorar la ermita.
Cuando todo esto termina lo típico es que las madrinas de la cofradía de la virgen invitan a dulces de la zona a todos los asistentes.

El pueblo está cerca de la sierra de Gredos; desde la ventana de la casa de mis abuelos se divisa la sierra.
Ahora en la época de nieve suelen ir bastantes turistas, porque la estación invernal de La Covatilla se encuentra a unos 16 kilómetros, y como no hay muchos hoteles pues la gente se aloja en casas rurales (en Medinilla hay tres).
En la actualidad los pocos habitantes que quedan en edad de trabajar se dedican a la cría de vacas y de ovejas, no las ordeñan, solo las engordan para carne.
Las personas que están jubiladas tienen casi todas un huerto para uso familiar, en el que siembran alubias, garbanzos, patatas, tomates, etc.
El monte que rodea el pueblo está lleno de encinas, que dan bellotas, las cuales se recogen para dar de comer a los cerdos ibéricos.

—-

Relacionado con > Migración de mis abuelos: de la provincia de Ávila a Palencia (elaborado por el mismo autor/a)

Dejanos tu Comentario

Nombre:

E-Mail:

Sitio WEB:

Comentario:

*